KoolHub utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia como usuario en la misma web. Política de cookies. Al continuar navegando por el Sitio Web estás entendiendo y aceptando su uso.

La eficacia del marketing olfativo en la experiencia de compra

Un producto de calidad y una buena atención ya no son suficientes para satisfacer a los clientes. Los compradores del s. XXI buscan nuevas experiencias que les hagan despertar sensaciones. Son muchas las marcas que, durante los últimos años, han entendido la necesidad de emplear estrategias diferentes para comunicarse con los consumidores a un nivel más emocional. El marketing olfativo, es una de las herramientas más potentes que existen actualmente para conseguir esa conexión y generar impresiones duraderas.

 

 
 

¿Qué es y cómo funciona el marketing olfativo?

El marketing olfativo es una técnica de mercadotecnia moderna que crea un impacto empleando aromas específicos en un entorno físico. Su función es la de despertar emociones que influyan en los comportamientos de los consumidores. En el mundo del retail, puede tener como finalidad llamar la atención, incrementar las ventas, aumentar el tiempo de permanencia en la tienda, potenciar la fidelidad a la marca o, evocar aromas estacionales según la temporada, por poner algunos ejemplos.

Aunque la mayoría de seres humanos somos más receptivos cuando nuestros 5 sentidos están activos, la mayoría de negocios usan solo la vista para comunicarse con sus clientes. Sin embargo, lo que percibimos mediante el sentido del olfato tiene un impacto mayor, mucho más directo y duradero en la memoria, que lo que percibimos a través de los ojos. Tal y como demuestran diversos estudios, los humanos podemos percibir hasta 10.000 olores diferentes, pero solo somos capaces de diferenciar 200 colores.

Por si fuera poco, muchas emociones vinculadas a los aromas se almacenan en el subconsciente durante decenas de años en forma de recuerdo. La zona del cerebro asociada a las emociones se activa rápidamente mediante los olores, por ello un olor concreto es capaz de modificar estados de ánimo y de traer recuerdos lejanos a la mente.

El marketing olfativo se ocupa de diseñar aromas que activen esos recuerdos y creen sensaciones agradables dentro del punto de venta. Cada aroma tiene diferentes implicaciones emocionales y por ello puede provocar sensaciones de calidez, alegría, frescura, tranquilidad… que reafirmen las promesas de la marca y maximicen la percepción del cliente sobre esos valores. Para que funcione, es necesario que el olor active los desencadenantes psicológicos correctos mediante una estrategia de scent marketing bien diseñada.

La selección y distribución del aroma apropiado facilitará la construcción de vínculos emocionales por parte del consumidor,  pasando de lo sensorial a lo experiencial. Así, asociará determinadas sensaciones tanto a la tienda o espacio comercial como a la marca.

 

 

 

Rentabilidad y beneficios del marketing olfativo

Dentro del marketing olfativo hay dos grandes estrategias: el scent branding que busca un reconocimiento olfativo de la marca y vendría a ser como un logotipo olfativo, y los aromas ambiente que permiten dirigirse a los consumidores de forma sutil pero efectiva dentro de los espacios de retail, impulsándoles a despertar determinadas sensaciones, ayudando a crear engagement y mejorando su experiencia de compra.

Según datos de ScentAir, empresa referente en el sector del marketing olfativo y miembro de Kool, en el mercado actual solo 1 de cada 4 marcas destaca realmente ante los consumidores. Este es uno de los motivos por los cuales el marketing olfativo lleva varios años en auge: es el recurso perfecto para captar clientes y reforzar las ventas sin resultar invasivo. Gracias a estas técnicas, las marcas pueden hacer que cada interacción con los clientes dentro del punto de venta físico sea una oportunidad única para probar su autenticidad y valor.

Se ha demostrado que un buen programa de Scent Branding puede reportar un crecimiento del 50% en las impresiones positivas de los clientes, un aumento diario del 11% en las ventas de las tiendas minoristas, y una mejora específica del 8% en el caso de las cadenas alimentarias (eso realizar ningún cambio en los alimentos que sirven).

Además, el marketing olfativo consigue diferenciar cada espacio comercial de una forma única, fortaleciendo los vínculos emocionales con los clientes, mejorando el engagement e individualizando la experiencia de compra.

Si una imagen vale más que mil palabras, un aroma vale más que mil imágenes. ¡En nuestro hub ya hemos podido experimentar el poder del marketing olfativo gracias a ScentAir!

Kool es la comunidad que reúne a marcas, empresas y los mejores profesionales del retail para impulsar conexiones, crear colaboraciones y generar oportunidades comerciales.
Artículos relacionados

Los beneficios de las plantas en espacios comerciales

Generar espacios comerciales más verdes, atractivos y confortables es una de las misiones de muchas marcas de retail. Los motivos que hay detrás no responden únicamente al auge de apostar por una imagen más ecológica y sostenible, o a las demandas de los consumidores por una mejor integración de la naturaleza en los espacios urbanos. La presencia de plantas, flores y árboles en las tiendas, aporta una serie de beneficios que influyen tanto en la experiencia de los clientes como en el día a día de los trabajadores. Gracias a Verdissimo, miembro de Kool y proveedor de soluciones de plantas preservadas para tiendas, en nuestro hub conocemos de primera mano los beneficios que los elementos vegetales aportan a los locales comerciales. Descubre más sobre Verdissimo y las plantas preservadas en esta entrevista.

Conoce a los miembros de Kool: ScentAir

ScentAir cuenta con 20 años de experiencia en el sector del marketing olfativo y es líder mundial en el sector Scent Marketing. Es la compañía que ha introducido a Kool Hub en el sutil mundo de los aromas. Con sede central en Estados Unidos, tiene presencia comercial en 119 países. Para Scent Air la clave del éxito está en la experiencia del consumidor. En un mercado cambiante, rápido y cada vez más virtual, el marketing olfativo permite a las marcas diferenciarse de la competencia creando una impronta significativa en los puntos de venta físicos.

¿Quieres formar parte de Kool?